lunes, 19 de octubre de 2009

My small big friend.






Ella es mi pequeña gran amiga, mi compañera de piso, a la que le cuento al instante cualquier novedad en mi interesante (?¿) vida.
She´s Ro. Bueno, para mí últimamente es Roll, y me da que se va a quedar con el nombre.


Ay amigüita, cuántas veces me has visto llorar, hija mía. Pero bueno, no desesperes, que no serán ni una milésima parte de las veces que me has visto reir, ni si quiera una milésima parte de las veces que te he hecho reir.

Cuántas fiestas llevamos a nuestra espalda, y cuántas borracheras (esta palabra suena mal, pero ahora no estoy lo suficientemente inspirada como para buscarle un sinónimo ingenioso). Aunque en lo de las borracheras te supero yo, pero bueno... Recuerda aquella noche del Glam-Senso, con esa me batiste récord de audiencia.

Ay hamija, cuántos mal de amores nos hemos contado...Y los que nos quedan, sin ánimo de desanimar, que conste.



PD- Yo te quieroooo, tú me quieresssss. Daddy Yankee Yankee ya. Yeah baby.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Locura.



Según la RAE, la locura se define como "Privación del juicio o del uso de la razón".
Desde mi punto de vista, hay mucha, pero mucha gente a la que se le puede aplicar perfectamente esa definición, pero para mí, la locura es lo que yo tengo. Que una cosa es ser tonto y otra loco, distingamos términos, por Dior.
Que sí, que se me va la olla muy de vez en cuando, que suelto chorradas cada dos por tres, o cada dos por cuatro, aunque me emborracho cada vez que mis pies pisan un bar a partir de las 12 de la noche, no me hace falta estar borracha para ser hiperactiva y parecerlo, que soy monotema y no dejo de hablar de sexo, que veo sexo hasta en una bolsa de patatas fritas...

Sí, definitivamente creo estar más para allá que para acá, pero es lo que hay... De momento no me va mal, así que... "Yo soy así, y así seguiré".
Además, los locos somos felices en nuestro mundo de yupi.

lunes, 5 de octubre de 2009

Septum.


Y dolió, vaya que si dolió... Pero el resultado es tan genial que volvería a repetirlo una y mil veces.
Mis dos amores.